La ciudad de Valencia ha realizado su presentación oficial como una de las tres ciudades finalistas, junto a Munich (Alemania) y Guadalajara (México) para ser la sede de los Gay Games de 2026 y ha asegurado que quiere ser “la luz de la diversidad” y un ejemplo de tolerancia, derechos sociales y libertad.

Del 13 al 17 de agosto visitará la ciudad una inspección de la organización, mientras que la defensa de la candidatura será en Hong Kong , sede de la edición de 2022, del 5 al 9 de noviembre y ese último día se anunciará la ciudad ganadora entre la terna finalista.

Los Gay Games se celebrarán durante doce días y las fechas de la edición de 2026 entre el 27 de mayo y el 7 de junio, periodo en el que se competirá en 36 disciplinas deportivas. Se espera la participación de unos 12.000 deportistas y casi 100.000 visitantes, con un impacto económico para la ciudad de unos 135 millones de euros.

Antes de la última edición de París, los juegos se celebraron en Cleveland (2014), Colonia (2010), Chicago (2006), Sidney (2002), Amsterdam (1998), Nueva York (1994), Vancouver (1990) y San Francisco (1986 y 1982).

En el acto de presentación de la candidatura de Valencia en el edificio Veles i Vents de La Marina asistieron el President de la Generalitat, Ximo Puig; así como el presidente de la Diputación de València, Toni Gaspar, y la concejala de Deportes del Ayuntamiento de la ciudad, Pilar Bernabé , entre otros cargos institucionales, además de presidentes de varias federaciones deportivas y representantes del sector empresarial.

Puig aseguró que “ser sede de estos juegos es formar parte de los valores de este colectivo y es luchar por las libertades públicas y los derechos sociales. Viendo lo que pasa en Europa, en países como Hungría, es absolutamente necesaria la visibilidad de la batalla por la decencia”.

“Ser sede de este acontecimiento es una oportunidad única y multiplicadora de la imagen positiva de la ciudad y de toda la Comunidad Valenciana. Supone un gran impacto deportivo, cultural, social y económico para la ciudad. La inclusión nos implica a todos”, recalcó.

Por su parte, Gaspar recalcó el trabajo conjunto de las tres instituciones en esta candidatura, que aseguró que demuestra que València es una tierra “solidaria, de tolerancia y de libertad, no solo de tomar unas cañas”.

Pilar Bernabé señaló que fue el Gobierno Español el que sugirió a València que presentara su candidatura dada su capacidad de organización de eventos deportivos “y por ser un referente de tierra inclusiva”.

Los representantes de los clubes deportivos de LGTBI+ ‘Samarucs’ y ‘Dracs’ recordaron la existencia de “LGTBIfobia” en el deporte y como en los Juegos Olímpicos de Río tan solo un 0,05 por ciento de los deportistas visibilizaron su pertenencia a este colectivo, ya que consideran que el deporte “sigue siendo un territorio hostil para los deportistas LGTBI.

Ver Fuente de la noticia.